Reportan que el 6% de la siembra de hortalizas se queda en el campo por falta de combustible

Asopruat estima alcanzar siembra de 8 mil has de maíz
junio 1, 2021
Fesoca advierte que paralización del Central La Pastora traería grandes pérdidas al sector
junio 2, 2021

Foto/ Referencial

Minuta Agropecuaria.-

Durante el 2021 al menos un 25% de la capacidad de las tierras en Táchira se ha estado sembrando según afirma Gerson Pabón, director de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) quien explica que de ese porcentaje un 5% o 6% se está quedando en el campo por la falta de combustible.

La situación que estamos viviendo es bien difícil porque los ferieros que son quienes nos compran en los galpones para después ellos vender en el centro del país por lo general llenaban los tanques en Portuguesa, Guárico, Caracas, pero hoy en día no se consigue diésel en ninguna zona del país”.

Dijo que los agricultores para poder sacar las siembras desde el campo a las zonas de venta deben hacerlo en motos o mulas, “pero no es justo que una persona que deba sacar 100 sacos de papas al día de un cerro deba hacerlo de dos en dos en unas bestias, cuando puede hacerlo con un camión en un momento”.

En cuanto a los insumos dijo que todavía siguen usando los de origen colombiano que algunas veces salen buenos y otras no.
Con respecto al precio de las hortalizas aseguró que las mismas son costosas porque cuesta mucha plata producirlas “allá todo es en dólares o pesos colombianos, la moneda venezolana ya ni la conocemos”. Las ramas fue algo que no volvieron a sembrar porque se necesita mucho dinero y no se tiene el gasoil para poder transportarla apenas sea cosechada.

      Pabon comentó que el contrabando de hortalizas es algo que les sigue afectando, “entra por las trochas las papas, tomates y cebolla y todo con un salvoconducto del protectorado, que no sé porque le llaman así porque lo único que hace es perjudicarnos como productor”.

Recordó que en el año 2019 fue un año crítico para el sector, “porque sabíamos lo que nos venía. El tema del combustible lo hemos venido padeciendo en la frontera desde hace 5 o 6 años. Pero el problema no terminaba allí, ya que no teníamos semillas ni insumos con que sembrar y por eso la mayoría de las tierras quedó desocupada”.

Para el 2020 la producción aumentó un poco según dijo “y fue porque logramos hacer el intercambio para que nos vendieran el combustible y los insumos que requeríamos desde Colombia”.

Osmán Quero: “El Estado nos ha impuesto políticas agrícolas basadas en la ideología”

Para finalizar dijo que al menos lograron que ahora los productos les sean cancelados en moneda extranjera, pero todavía tienen que seguir dando “fiado”, “pero va a llegar un momento que eso también se va a tener que acabar porque a nosotros nadie nos fía”. (Nora Perdomo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *