Ingreso de tomate colombiano reduce el precio pagado a los productores nacionales

El Centro de Divulgación Ganadero ejecutará importantes proyectos para el agro venezolano
febrero 23, 2021
Naranjo: Baja en la formación de profesionales agrícolas incidirá en la recuperación económica y social del país
febrero 24, 2021

FOTO/ Referencial

Minuta Agropecuaria.-

Los horticultores expresan su preocupación y tristeza por el ingreso de tomate colombiano a 6$ la cesta, reduciéndose así el precio pagado a los productores nacionales, según reseñó el Ipaf en línea de Fedeagro.

De por sí es una proeza sembrar y cosechar en Venezuela, dados los altos costos de producción, ahora los agricultores locales deben pelear contra el contrabando de tomate, papa y cebolla. Los bajos costos desploman el precio de las bolsas agrícolas en los campos y dejan muy pocas ganancias a quienes trabajan.

Por su parte, Leida Lovera, directora de hortalizas de Fedeagro, afirmó que el sector productivo de hortalizas vio una disminución de la capacidad de producción en 2020 del 75%.

Todo esto por la crisis del combustible tanto de gasolina, gasoil  como el ingreso de cebolla y tomate provenientes del vecino país, Colombia.

Lovera aseguró que a pesar de tener conversaciones con las autoridades a fin de evaluar acciones que permitan tener soluciones, “parecen no conocer la realidad del sector agrícola”.

“Está llegando una cebolla que se entiende que es de buena calidad y tiene la red de comercialización lista y definida” aseguró.

Por eso, hizo un llamado a la población de adquirir los productos que se procesan en Venezuela y apoyar a los productores que se enfrentan a las grandes dificultades.

El  comercio de estos productos nacionales, representan una gran importancia para la alimentación de los venezolanos.

Lee también: El Centro de Divulgación Ganadero ejecutará importantes proyectos para el agro venezolano

Es importante mencionar que la  única diferencia entre la papa colombiana y la venezolana es que la concha es negra, muy negra, pero la de aquí es blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *