¿ A qué se debe el estrés en el ganado?

Revelan componente de una bacteria que protege los cultivos de un hongo
noviembre 19, 2020
Identificación y control de picudos en banano y plátano en Venezuela
noviembre 19, 2020

La presencia o ausencia de estrés son indicadores potenciales del bienestar animal

A lo largo de la evolución; las especies han desarrollado mecanismos fisiológicos y comportamentales para enfrentarse con el estrés, por lo cual únicamente se amenaza la comodidad y vitalidad del ganado cuando se produce un cambio biológico significativo que pone en riesgo el confort y la salud.

Por esta razón, los síntomas del síndrome general de adaptación, lejos de indicar sufrimiento, pueden estar exponiendo que el animal tiene una buena respuesta al medio. Asimismo, las respuestas al estrés no son simples ni constantes, sino que dependen de la duración e intensidad del estímulo y de la experiencia de los animales.

Tal esfuerzo, se desarrolla en tres etapas consecutivas denominadas: fase de alarma simpática (breve, fugaz), fase de resistencia (duradera, estrés) y fase de agotamiento (pérdida de la adaptación y ruptura del estado de salud; distrés). Por lo tanto, resulta importante determinar cuándo el estrés se transforma en distrés y cómo medir ambos.

La respuesta o defensa biológica contra el agente estresante consiste en alguna combinación de las posibles réplicas generales: la comportamental, la del sistema nervioso autónomo, la neuroendocrina y la inmune. Como resultado, se alterará la función biológica, de manera que se producirá un desplazamiento de los recursos lejos de actividades que ocurrían antes de la actuación del estresor, denominándose a este cambio: el “costo biológico del estrés”. Si este es prolongado o de gran magnitud, el costo se hace muy elevado y la respuesta supone una carga significativa para el organismo.

Las respuestas conductuales pueden disminuir el riesgo y alejar al individuo del peligro, pero también pueden agravar las consecuencias fisiológicas a través de comportamientos autodestructivos. Esta respuesta incluye alteraciones en los umbrales cognitivos y sensoriales, aumento del estado de alerta, estimulación de la memoria selectiva y supresión de conductas reproductivas.

La respuesta fisiológica (incremento de la presión arterial, aumento de la frecuencia cardíaca, elevación de los niveles de glucocorticoides, alteraciones metabólicas e impedimento de realización de las funciones cognitivas) comienza con la activación del eje hipotálamohipófisis- adrenal (HPA), el sistema nervioso autónomo y el sistema inmune (SI), cuyos mediadores fisiológicos son los glucocorticoides (GC), catecolaminas y citoquinas, respectivamente.

Factores que generan estrés en el ganado

Los principales factores generadores de estrés en ganado, son los efectos fisiológicos y sus impactos negativos sobre la producción.

De manera natural, los animales presentan una actitud de alerta y reaccionan ante cualquier estímulo novedoso que observan o escuchan. Es un comportamiento innato que le permite sobrevivir en estado libre.

Impulsan indicadores de sustentabilidad para la producción de carne

En animales de producción los generadores de estrés pueden ser divididos en factores físicos, sociales (resultantes de las interacciones con los individuos de la misma especie) y las prácticas relacionadas con el manejo. Son estímulos, internos o externos, que activan involuntariamente el eje HPA generando una respuesta al estrés. Su origen es multifactorial, por lo cual, sus causas son difíciles de cuantificar, tipificar y por lo tanto controlar.

Vía: agrotendencia.tv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *