Plan Estratégico para la Erradicación y Control de la Garrapata Boophilus

Investigan el uso de insectos en la alimentación animal
diciembre 11, 2020
Asoportuguesa: seguimos firmes en el reto de sembrar y acompañar a las familias agrícolas
diciembre 11, 2020

Actualmente 30.6% del territorio mexicano está catalogado como zona libre de este parásito, 65.9% se encuentra en fase de control y 3.4% en etapa de erradicación

Autoridades mexicanas y estadounidenses comunicaron que en 2021 realizarán una campaña en conjunto para reducir la prevalencia de la garrapata Boophilus spp en Coahuila y Tamaulipas, con la finalidad de salvaguardar al sector ganadero y la comercialización entre ambas partes.

Se planea que estas acciones den cobertura a 56 unidades de producción pecuaria contempladas para la primera fase, en la que se darán tratamientos garrapaticidas y se vacunará a aproximadamente 1,619 bovinos y 350 ovinos y caprinos.

Desde la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Agricultura) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) explicaron que los trabajos se enfocarán en la zona fronteriza del este del Río Bravo, en donde ejercerán un programa piloto entre marzo y agosto del próximo año.

Esta estrategia será realizada por técnicos de los Servicios Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales de EE. UU. (APHIS), quienes además recolectarán muestras de garrapata para diagnóstico de susceptibilidad.

En el caso de Coahuila, las operaciones tendrán un costo de un millón de pesos, y 70% de este presupuesto será dispuesto por las autoridades mexicanas, el resto será inversión estadounidense; para Tamaulipas el recurso ascenderá hasta 3.3 mdp., 36% se solventará con recursos nacionales.

Puedes leer también: Estrategias para combatir el virus sincitial respiratorio bovino

Los fondos irán enfocados a la contratación de personal técnico, compra de insumos, toma de muestras, pruebas de diagnóstico y para el mantenimiento de vehículos.Esto forma parte del Plan Estratégico Binacional para la Erradicación y Control de la Garrapata Boophilus spp, firmado entre ambas partes en 2018, en el que se establece que técnicos de los dos países deben participar en dichas acciones en los territorios que carecen el estatus como libres o en fase de erradicación.

Fuente: ganaderia.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *