Función de las enzimas digestivas en camaroneras

ONU y Rusia se reúnen para lograr acuerdos de renovación en la exportación de granos y fertilizantes
noviembre 16, 2022
Sector ganadero asegura que es capaz de producir una porción importante de carne para este diciembre
noviembre 17, 2022

Minuta Agropecuaria | 16 Nov 2022

Para potenciar los índices de productividad en camaroneras, es necesario incorporar a la alimentación, que implica el 40% del costo de producción, enzimas que incorporen las proteínas y otros componentes nutricionales de los granos y cereales. Esto permite reducir los costos de fabricación del pienso y así obtener mayores márgenes de ganancia.

El cultivo de camarones se ha extendido a varios países de Latinoamérica como: Ecuador, Venezuela, Mexico y Honduras. Su producción es en gran parte exportada a China, USA y Europa, donde también hay producción de camarones. La mayor ventaja del cultivo de camarones es que logra alcanzar el peso de comercialización a partir de los 3 meses, lo cual significa que en un año se pueden realizar 3 ciclos de producción.

El camarón es una especie omnívora que, en la naturaleza, se alimenta de materia vegetal en descomposición, algas, crustáceos microscópicos y restos de peces y animales.  Las camaroneras son espacios diseñados para el cultivo intensivo de camarones. Allí los camarones son alimentados con piensos formulados para alcanzar su mayor productividad. Para potenciar los índices de productividad, es necesario incorporar a la alimentación, que implica el 40% del costo de producción, enzimas que incorporen las proteínas y otros componentes nutricionales de los granos y cereales. Esto permite reducir los costos de fabricación del pienso y así obtener mayores márgenes de ganancia.

Para la formulación de alimentos a base de proteínas vegetales es necesario el agregado de enzimas. Las enzimas son moléculas biológicas que al ingresar en el intestino son activadas por la disminución del pH. Las enzimas tienen la capacidad de romper los enlaces de moléculas más grandes. Las proteínas son moléculas complejas formadas principalmente por péptidos y aminoácidos. Los aminoácidos son la mínima expresión de la proteína, necesarios para el buen funcionamiento del organismo animal.

Estos componentes son adsorbidos en el intestino y utilizados para distintos procesos fisiológicos. Las proteínas de origen vegetal contienen factores antinutricionales lo cual hace que las enzimas endógenas del sistema gástrico no puedan acceder a ellas. Para generar la biodisponibilidad de las proteínas vegetales, se adicionan al pienso enzimas exógenas como las proteasas. Las proteasas actúan liberando los péptidos y los aminoácidos para su posterior adsorción. Los requerimientos de proteína varían del 25 al 30% en los piensos para camarones.

Algo similar sucede con el almidón, principal fuente energética presente en los cereales que se utilizan en la preparación de piensos para camarón. Se incorpora la enzima amilasa para generar la biodisponibilidad del almidón, y así ser utilizada por los camarones.

La utilización de las enzimas xinalasa y celulasa también son importantes , ya que la hemicelulosa y la celulosa de las fuentes vegetales no pueden ser digeridas y utilizadas si no son previamente tratadas con estas enzimas. De esta forma, los hidratos de carbonobiodisponibles pueden ser utilizados por los camarones.

Es importante conocer la variación de los requerimientos nutricionales de los camarones en sus distintas etapas: postlarvas, juveniles y adultos. Dentro de cada una de estas etapas sucede la muda, de forma mas frecuente en los estadíos más jóvenes y más espaciado, en la adultez. El camarón está recubierto por un exoesqueleto, que le proporciona defensa contra microorganismos y otros peces. El proceso de la muda es un proceso fisiológico de crecimiento del camarón, en el cual el exoesqueleto, que es rígido, es desechado, y el camarón logra sintetizar uno nuevo, al principio blando, más grande.

La muda de los camarones tiene 3 ciclos al mes: pre muda, muda y post muda. El proceso de la muda tiene una duración de 3 días aproximadamente. Durante este proceso el camarón casi no consume alimento, ya que es un comportamiento innato, porque en la naturaleza se enconden al no contar con su principal mecanismo de defensa. Por lo cual estar atentos a esta fase disminuirá las perdidas asociadas a alimento desperdiciado.  Luego de la post-muda los camarones comienzan a prepararse para su próxima muda consumiendo más alimento. Sus requerimientos energéticos son mayores luego de cada muda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.