Época de siembra para el cultivo de maíz en los llanos occidentales y valles de Yaracuy

Fundación | Asoportuguesa arriba a sus 70 años y sigue apostando a la “Venezuela Agrícola”
abril 14, 2021
Productores de Cereales del estado Portuguesa exigen transparencia en las listas de despacho de combustible
abril 14, 2021

FOTO/ Referencial

Escrito por: Jesús M Peña B

Mecanización y manejo de suelos

Jesuspe2009 hotmailcom

Un nuevo período lluvioso se acerca.  Debemos disponer de los insumos para la siembra tales como semillas, fertilizantes, herbicidas pre siembra  rastra liviana si es el caso, equipo de manejo de cobertura.

El año pasado las lluvias fueron muy irregulares y no fue sino en junio julio que pudieron dar las condiciones de humedecimiento del suelo y permitir la siembra. Dios quiera que este año sea más regular la lluvia y entre más temprano para permitir sembrar en la época recomendada.

El suelo en éste momento tiene que estar protegido de una leve cobertura que permita acumular humedad de las primeras lluvias. Para ello los agricultores que utilizan mínima labranza o cero labranza pueden acondicionar el suelo mediante rotovadores o en algunos casos muy puntuales con un pase de rastra muy liviana. Ello permite que el agua penetre en el suelo y facilite la siembra.

Un aspecto muy importante es disponer de un mapa de lotes que identifique el drenaje superficial, facilitando la percolación y el desagüe en caso de lluvias intensas. Para el caso del valle medio del río Yaracuy con pendientes pronunciadas con riesgos de erosión en suelos de textura gruesa evitar  ésta degradación con drenajes adecuados.

En el caso de muchos agricultores de los llanos occidentales quienes disponen de bancales tienen  la ventaja de que el suelo drene superficialmente, pero permite poco drenaje interno y acumulación de agua en el suelo y además compactado en la zona de drenaje debido al exceso de uso de palas y niveladoras. Cuando se disponía de otras tecnologías menos cercanas a la agricultura de precisión, estos bancales eran una alternativa, pero actualmente que se disponen de sembradoras modernas de equipos de manejo de coberturas no se debe abusar de esa tecnología de bancales sino más bien aprovechar el agua de las primeras lluvias para acumular en el suelo y facilitar la época temprana de siembra. Mapear los lotes manteniendo los drenajes naturales.

Disponer de una sembradora moderna. Ya las sembradoras tradicionales de rueda aprisionadora de sistemas de cadenas no se están utilizando, debido entre otros que requieren de un suelo mullido de un suelo con humedad adecuada ni muy húmedo ni muy seco por lo cual la distribución de la semilla en el surco no es regular y además el uso de fertilizante químico no es eficiente ya sea por perdida, por solubilidad o por mala distribución en la hilera. Hay algunos agricultores que tendrán que utilizar esa sembradora por no disponer de nuevas sembradora o por no disponer de vecinos o empresas de servicio que realicen la siembra.

Disponer de una buena recomendación de fertilizante químico y de una buena planificación cuando se vaya a aplicar. Preferentemente en el momento de la siembra por ello la adquisición o la contratación de una sembradora moderna que permita calibrar la semilla y el fertilizante.

Otro aspecto necesario disponer de los productos químicos y de un buen equipo de aplicación ya sea aplicación pre siembra, o inmediato posterior a la siembra o una aplicación postemegente temprana. Esta aplicación también es más eficiente cuando no se retrasa la siembra ya que durante el mes de junio julio las lluvias hacen imposible o menos eficiente la aplicación de herbicidas.

De manera que la mejor época de siembra para el caso de los llanos occidentales debe estar en la primera quincena de mayo. Ello permite que la planta de maíz cuando se encuentre a veinte treinta días de emergido que tiene la mayor tasa de crecimiento vegetativo  cuente con los días de mayor insolación. Además de disponer de condiciones de suelo para uso más eficiente de fertilizantes. Para el caso del valle medio del río Yaracuy donde las lluvias, las pendientes y las texturas permiten la siembra un poco más tarde puede tolerar una época más tardía pero en desmedro de la siembra durante siguiente  el período seco que o puede no realizarse o ejecutarse con baja disponibilidad de agua.

Para el caso de los llanos orientales la limitación es que la curva característica de las lluvias es diferente  que en los llanos occidentales, por lo cual la época de siembra es diferente y nunca podrá lograr utilizar la energía radiante solar y los días largos  como en el caso de Yaracuy y llanos occidentales. Por lo cual la tecnología es otra, al igual que la cuenca  del lago de Maracaibo, la región andina, la zona costera de Falcón Yaracuy, el estado bolívar o el delta Amacuro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *