Historias del agro | Alfonso Morales, “El covid19 me hizo volver la mirada al campo”

Inició siembra de maíz correspondiente al ciclo invierno 2021
mayo 14, 2021
Productores de Barinas aseguran que maíz blanco escaseará en noviembre
mayo 14, 2021

Foto/ Alfonso Morales

Minuta Agropecuaria.-

Elocuente, sencillo, dedicado es cómo podemos describir a Alfonso Morales, un joven productor agrícola de Bailadores en el estado Mérida, que a través de las redes sociales y con más de 20 mil seguidores entre Twitter e Instagram, difunde el trabajo del campo

La pandemia por el Covid-19 que inició hace un año, en el 2020, impulsó a este joven a trabajar en el campo, ya que desde pequeño ha estado relacionado con la labor agrícola, actividad que su padre y abuelo realizan en su tierra natal

Nace la idea de sembrar

Los primeros casos de covid-19 en el país llevaron al cierre de todo tipo de instituciones académicas y en ese entonces Alfonso se encontraba trabajando como docente de psicología en la Universidad de los Andes.

A medida que eso ocurría, el merideño buscó alternativas laborales y es así como nace la idea de dedicarse a la siembra y mostrar el agro en sus redes sociales.

A través de sus relatos, nos muestra siembras y cosechas de diversos cultivos, como cebollín, zanahoria, calabacín,  tomate, papa. Él junto a su padre siembran todos los rubros de hortalizas y verduras.

Espíritu guerrero

Para el joven, los agricultores necesitan de “un espíritu guerrero”, para continuar sembrados en la tierra y aportar los alimentos que tanto necesitan los venezolanos

“En estos momentos difíciles para el agro, necesitamos apoyo, financiamientos y nuevas tecnologías, entre tantas dificultades; los productores no tenemos semillas, abonos, fertilizantes, la falta de combustible para los tractores, los motores de fumigar y las motos para poder asistir las cosechas, pero en medio de todo estás dificultades seguimos apostando por el agro nacional, por el agro andino”, dijo

Alfonso invitó a los agricultores a que sigan sembrando y apostando al país, Venezuela, es una tierra Bendita se da todo “lo que siembras lo cosechas”, productores no pierdan las esperanzas.555

Del seminario al campo

Alfonso se formó con los padres eudistas en la congregación de La Tahona, municipio Baruta del estado Miranda, y en el seminario de San José de El Hatillo, sin embargo para cuidar su salud se retiró de este noble oficio

Estudio tres años de filosofía y cuatro de teología en el seminario de la entidad andina. Su fe aún lo acompaña y su amor y profunda devoción a Dios lo continúa reflejando en sus historias y relatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *