La compactación de suelos y posibles prácticas agrícolas para disminuir su efecto

Solicitan aplicación de aranceles a las importaciones de azúcares terminados
septiembre 12, 2020
Fundacaña inaugura casa de cruzamiento y obras de ampliación de laboratorios benéficos
septiembre 14, 2020

La compactación es una consecuencia de un proceso de alta densidad aparente, de capas y horizontes comprimidos que puede ser de origen genético es decir debido a la formación de suelos, tales como capas subsuperficiales de texturas pesadas en el perfil del mismo . Otro origen puede ser de suelos compactados por el uso de mucha carga animal como suelos pesados de Guárico o el uso intensivo de implementos especialmente la rastra y el bigrome ( rastra pesada) en el caso de algunas zonas de los llanos occidentales.

Esta compactación ha producido en Venezuela muchos efectos causando poco enraizamiento, baja infiltración y percolación del agua en el suelo , erosión superficial por baja percolación de agua, bajo almacenamiento de agua durante el período seco, desbalance de los nutrimentos aplicados al suelo debido a aguachinamiento durante el período de lluvias o extremada sequía durante el período seco, fallas en la germinación de la semilla debido a la compactación asociada a mala calibración de sembradoras.

La dinámica de los procesos de formación y desarrollo de suelos es compleja. Basta con señalar como cambian las características físicas químicas y biológicas de los suelos ; por mecanización tales como la resistencia mecánica, los contenidos de materia orgánica, la densidad aparente , el pH entre otros.

En Venezuela algunos paquetes tecnológicos generalizados recomendados por los técnicos, la mala aplicación de prácticas por parte de algunos agricultores, la falta de un verdadero diagnóstico del suelo ha conllevado a desmejorar las características del mismo y su impacto sobre los cultivos allí establecidos ocasionando baja productividad, poca germinación, baja respuesta de las practicas aplicadas( buenos cultivares fertilización riego, alta incidencia de plantas nocivas, agua útil en el suelo entre otros.), baja conductividad hidráulica, baja percolación de agua hacia horizontes profundos , alta escorrentía de agua superficial.

Surge de allí la necesidad de determinar cuáles son las causas de la compactación del suelo del suelo, para lo cual primeramente se hace necesario un diagnóstico del suelo con un técnico especialista, realizar y evaluar los perfiles del suelo, indagar sobre el origen genético de los mismos..

Trabajos presentados en jornadas agronómicas , festivales de maíz, congresos nacionales de suelos, publicaciones sobre maíz X y XI curso de maíz Asoportuguesa, El cultivo de arroz en Venezuela, Manuales sobre curso de arroz Fundarroz; han demostrado por ejemplo que el manejo mediante labranzas mínimas o siembra directa en el caso de suelos pesados por origen genético en las series de suelos algodonal en los llanos occidentales, ha logrado mejorar la productividad obteniéndose mejores rendimientos en grano de maíz y más estables tanto en años más lluviosos como años de poca lluvia. Se ha logrado bajar la incidencia de malezas típicas de suelos pesados como la escoba, el falso Johnson , el Johnson verdadero, el corocillo; se ha mejorado el contenido de humedad en el suelo, la percolación, el efecto de las raíces del maíz y su incorporación al suelo. También se ha logrado una relación de nutrimentos más aprovechable por el suelo como es el caso de la relación Ca: Mg por efecto de la materia orgánica. Antes de iniciarse el sistema de labranza se utilizó una labranza profunda utilizando vibrodescompactador o un arado de cincel a fin de darle la profundidad de aprovechamiento de las raíces.. Dichas investigaciones fueron realizadas durante más de siete años de evaluación

En algunos suelos pesados como es el caso de suelos de Guárico (origen genético), algunos de Portuguesa y Cojedes; para la eliminación de esa capa compactada se han utilizado medios mecánicos como el uso racional y a humedad adecuada de un pase de arado de cincel. En algunos casos se ha volteado el suelo mediante el arado de discos preferiblemente realizado en la época de sequía, cuando las condiciones de humedad del suelo causen menos impacto negativo y determinándose bien la profundidad de la labranza, la velocidad de trabajo y la buena graduación de los equipos.

También recomendamos mantener el suelo ocupado durante todo el año con cultivos o con barbechos evaluados por el técnico asesor o por el dueño de la finca. Hay experiencias favorables de uso de crotalarias, también algunas leguminosas como abonos verdes. Se ha observado por ejemplo en suelos de pH medianamente acido el efecto positivo del Arachys pintoi y otras leguminosas que aportan abundante materia orgánica al suelo.

En los sistemas de siembra convencional por el uso excesivo de la rastra mediana o pesada ,se han determinado impactos negativos sobre la compactación de los suelos, determinándose espesores entre 3 y 8 cm de capa compactada, ocasionando disminución de productividad .

En investigaciones realizadas evaluando los sistemas de labranza se determinó, que los sistemas de siembra directa mejoran la distribución de la humedad en los horizontes del suelo Durante el período de mayor crecimiento del cultivo de maíz se han reportado valores de humedad en los primeros 20 cm del suelo de 35.4 %,1.43 Mg/m3 de densidad aparente y 6.6 % de macro poros para suelos pesados de las series Algodonal y Agua Blanca en Portuguesa Venezuela. . Tanto la densidad aparente alta como la baja macro porosidad causan efectos negativos sobre los rendimientos en grano de maíz.

Los rendimientos en grano seco de maíz fueron muy inestables en labranzas convencionales dependiendo principalmente de la distribución de las precipitaciones durante el año. El sistema de siembra directa mantuvo un menor coeficiente de variación interanual, siendo una ventaja su constancia en el tiempo. Fue evaluada la humedad en el suelo mediante el método gravimétrico a tres profundidades del suelo (0 a 10; 10 a 20 y 20 a 30 cm) y a tres épocas críticas del cultivo: a los 21 días después de la siembra (dds), a los 35 dds y a los 76 dds. .Se destaca que los sistemas de siembra directa mantienen alta humedad en el suelo a las tres profundidades, lo cual indica que bajo condiciones de suelos pesados como los de Agua Blanca y otros similares en Portuguesa Cojedes y Barinas se hace necesario corregir los problemas de drenaje superficial para implementar el sistema de siembra directa. Uno de los métodos es realizar los bancales para mejorar el drenaje superficial.

En suelos arroceros que siembran dicho monocultivo por mas de 20 años se determinó: alta concentración de P, y categoría media de K, en los primeros 10 cm. de suelo, observándose tendencia a disminución en el estrato de 10 a 20 cm.
Alta concentración de sales En los primeros 5 cm. del suelo.
La materia orgánica resultó alta hasta los 20 cm. de profundidad.
La densidad aparente mostró valores entre 1,38 – 1,51 Mg/m3 a la profundidad de 10 cm., indicando que la labranza y el batido han ocasionado compactación.
La resistencia mecánica fue de 0,9 MPa en la profundidad de 10 cm. y el espesor de la capa compactada fue de 4 cm. ubicada a los 12 cm.
La actividad biológica del suelo fue baja, en el perfil de suelo estudiado. Se observó abundancia de raíces de arroz y malezas solamente hasta los 8 cm

Jesús M Peña B
Mecanización y manejo de suelos
Jesuspe2009 hotmail.com
Agosto 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *