Diez medidas prioritarias para combatir la TB zoonótica y bovina a nivel mundial

Central Carora paraliza producción por falta de materia prima
octubre 17, 2017
Frijol transgénico llegará al mercado africano en 2018
octubre 17, 2017

La hoja de ruta, apoyada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Unión Internacional contra la Tuberculosis y las Enfermedades Respiratorias, articula 10 acciones prioritarias que los sectores de la sanidad humana y animal deben adoptar y define prioridades a corto y medio plazo:

MEJORAR LA BASE EMPÍRICA

1. Examinar, recopilar, analizar y notificar de forma sistemática datos de mejor calidad sobre la incidencia de la TB zoonótica en las personas y mejorar la vigilancia y la comunicación de casos de TB bovina en el ganado y la fauna silvestre.

2. Aumentar la disponibilidad de las herramientas de diagnóstico y la capacidad de realizar pruebas para identificar y caracterizar la TB zoonótica en las personas.

3. Identificar y abordar las lagunas de investigación en la TB zoonótica y bovina, incluyendo epidemiología, herramientas de diagnóstico, vacunas, regímenes eficaces de tratamiento del paciente, sistemas sanitarios e intervenciones coordinadas con los servicios veterinarios.

REDUCIR LA TRANSMISSION ENTRE ANIMALES Y HUMANOS 

4. Desarrollar estrategias para mejorar la inocuidad de los alimentos.

5. Desarrollar la capacidad del sector de la sanidad animal para reducir la prevalencia de la tuberculosis en el ganado.

6. Identificar poblaciones y factores de riesgo clave para la transmisión de la TB zoonótica.

FORTALECER LA COLABORACIÓN INTERSECTORAL

7. Aumentar la concienciación sobre la TB zoonótica, involucrar a las principales partes interesadas públicas y privadas, y establecer una colaboración intersectorial eficaz.

8. Elaborar e implementar políticas y directrices para la prevención, vigilancia, diagnóstico y tratamiento de la TB zoonótica, de conformidad con las normas intergubernamentales, cuando sea relevante.

9. Identificar oportunidades para intervenciones adaptadas a la comunidad que aborden de forma conjunta la sanidad humana y animal.

10. Desarrollar un supuesto de inversión para abogar por el compromiso político y la financiación para abordar la TB zoonótica de forma intersectorial, a nivel mundial, regional y nacional.

Muchas de estas intervenciones recomendadas para combatir la TB bovina y zoonótica aportarán además importantes beneficios para prevenir otras enfermedades zoonóticas y transmitidas por los alimentos, como por ejemplo la brucelosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *