Factores ambientales que contribuyen al bienestar y salud reproductiva de los porcinos

Balance de aminoácidos esenciales para la vaca lechera
diciembre 14, 2020
Ganaderos de Portuguesa cierran el año con bajas de 30 centavos por dólar en la producción
diciembre 16, 2020

Referencial

Los actores de la producción porcina en el mundo, tales como productores, médicos veterinarios y sociedad en general, deben saber la importancia de conocer los aspectos de Bienestar Animal (BA) y salud reproductiva de los porcinos en la Unidades de Producción Animal (UPAS), ya que la fisiología, el desarrollo y el comportamiento de estos animales, son afectados por las malas condiciones ambientales, de producción y de manejo en general. En este trabajo, se describen aspectos y alternativas de gran importancia a tomar en cuenta para el BA y salud reproductiva porcina.

Factores ambientales y de manejo:

La cama: Cualquier modificación del ambiente produce cambios en la conducta social de los cerdos, que se traducen en tensiones agresivas entre los mismos, las cuales pueden ser minimizadas, pero no eliminadas, con la utilización de cama, que entretiene a los animales y aporta una estrategia para evitar peleas entre ellos, indica el veterinario, Jorge Anzuela.

El uso de cama para los animales no es de uso frecuente en las unidades de producción porcinas; pero, puede contribuir con lo siguiente:

Confort físico, absorbiendo la humedad causada por heces, orina y agua.

Aislamiento térmico del piso principalmente en invierno.

Recreación, provee grandes oportunidades de entretenimiento, reduciendo las estereotipas y las agresiones entre ellos.

Previene el riesgo de lesiones pódales y cojeras.

Alimento, cuando es de paja, dado que los cerdos suelen consumir cantidades apreciables de la misma.

Otro factor es la temperatura: Garantizar una temperatura de 15ºC, para los animales adultos y para los lechones 30°C. En términos generales, el cerdo adulto es insensible al frío, debido al grosor de la piel; sin embargo, si la temperatura ambiental es superior a los 30ºC, se debe proporcionar refrigeración externa -baños, aspersores, rociadores-, para proveer confort térmico.

Así como ofrecer sombra suficiente, o agua y barro para que el animal, pueda refrescarse. De lo contrario, el calor puede afectar negativamente el bienestar del animal, afirmo el médico Anzuela.

Ventilación: Verificar entradas y salidas de aire, medir los gases en diferentes niveles y medir las corrientes de aire; además, verificar el sistema de desechos orgánicos, cuyos efectos se reflejan el bienestar de los animales.

Iluminación: Exposición a una luz de intensidad mínima de 40 watts durante un período mínimo de ocho horas al día.

Ruido: La intensidad del ruido, se mide en decibeles (dB) y para garantizar el bienestar de los cerdos, el ruido en las unidades de producción porcina, no debe rebasar los 140dB.

Superficie de espacio vital: Proporcionar una superficie de 0.15 m2 por animal, hasta los 10 kilos de peso vivo, cuyo espacio debe ir aumentando hasta 1 m2, cuando los animales pesen 110 kg. La zona de suelo libre de obstáculos para los verracos, debe ser de 6 m2 como mínimo. Los sitios los verracos, deben estar ubicadas y construidas de tal manera puedan darse vuelta, oír, oler y ver a los demás animales de la unidad de producción.

Acceso al agua: Disponer de cantidad suficiente y fresca, todos los animales de más de dos semanas de edad. Las cerdas lactantes, necesitan un flujo de agua de al menos 2 litros/minuto, ya que una cerda en su pico de lactancia, puede beber más de 40 litros de agua al día.

Alimentación y nutrición: Garantizar que todos los animales se les alimente al menos una vez al día; sobre todos cuando el sistema de alimentación es automático.

Alternativas prácticas a tomar en cuenta para mejorar el bienestar y salud reproductiva en la producción porcina

Organizar lotes, tratar que los grupos sean lo más homogéneos posibles en peso y edad, ya que la posición social dentro del grupo tiene un efecto marcado sobre el bienestar y reproducción de los animales.

Considerar que los lotes no sean muy grandes, en donde las jerarquías sean complejas y no cambiar animales de un lote a otro, cuando ya están socialmente estabilizados.

Verificar y mantener constantemente el estado de salud de los animales, mediante programas la implementación de prácticas adecuadas de higiene y sanidad.

 Alimentación y nutrición:

Proporcionar una alimentación balanceada en cantidad y calidad.

Reducir los cambios alimenticios bruscos al mínimo posible.

Cuidar que todos los animales se alimenten al mismo tiempo.

Tratar que el momento de la alimentación no sea una situación de estrés.

El horario de la alimentación no debe variar más de una hora, significa que el alimento debe ser ofrecido a los animales en un horario que siempre sea el mismo.

Alimentar a los animales a voluntad, de preferencia con comederos automáticos.

Proporcionar ambiente físico y climático lo menos agresivo posible.

Realizar la menor cantidad de modificaciones posibles en la reagrupación de lotes, de cambios de naves y/o corrales y de tipo alimento.

No realizar juntas las siguientes actividades: destete, cambio de las naves establecimiento, formación de lotes, vacunación, marcación y castración.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *