Día de la industria nacional | Prevén que 44% de las industrias están “a punto de cierre”

Productores de papa solicitan divisas para compra de 20 toneladas de semilla proveniente de Canada
marzo 13, 2018
Conozca la importancia de las rotaciones de cultivos
marzo 13, 2018

Minuta Agropecuaria.-

Hoy 13 de marzo se celebra el día de la industria nacional, fecha importante por la evolución en la gran mayoría de países del mundo, que a su vez produjo el paso de una economía basada en la agricultura y ganadería a una economía enlazada al desarrollo industrial.

Hoy en día la industria venezolana no tiene mucho que festejar. La crisis que embarga al país, mantiene a la industria a punto de colapsar, la mayoría de ellas trabaja entre un 24 y 30% de su capacidad instalada, lo que evidencia que el sector industrial está en proceso de destrucción avanzado.

Según la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), en Venezuela quedan unas 3.800 industrias, de las cuales 600 son del estado, 3.200 sector privado y de estas 2.400 forman parte de Conindustria. Su presidente Juan Pablo Olalquiaga aseguró que solo un 44% durará hasta diciembre de este año por la crisis económica.

Desde el año 2016 hasta la fecha, las industrias agrícolas también se han visto afectadas y la mayoría se encuentran paralizadas y con constantes paradas debido a la escasez de aceites y lubricantes, necesarios para la operatividad de su maquinaria, un ejemplo claro de esto es la caída en la producción de azúcar, un sector que ha reducido su cosecha por expropiaciones de tierras productivas, saqueos y escasez de insumos.

Ademas del sector cañicultor, las plantas procesadoras de trigo también reportaron constantes interrupciones a lo largo del 2017 a causa de la insuficiencia del producto.

Otra de las industrias que se encuentra en “jaque” es Empresas Polar, el cual solo produjo 50% de su capacidad instalada, esto debido a que hubo meses donde la empresa tuvo cero inventario de materia prima, a consecuencia a la merma en la producción nacional y el difícil acceso a divisas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *